educ.ar Ministerio de Educación , Ciencia y Tecnología
 
 
Home CDHome Experiencias de educación intercultural Educación intercultural bilingüe. Debates, experiencias y recursos CD N° 9 - Colección educ.ar
 
   
Otras experiencias - Experiencias de educación intercultural | Sur
Versión para imprimir

Día del Aborigen: enseñar y aprender mi lengua para aprender y enseñar la tuya

Provincia Chubut
Departamento Colonia Cushamen
Localidad Colonia Cushamen Centro
Institución Escuela N° 69 con Albergue "Ñancuche Nahuelquir"
Autor/es Inostroza Erverto, Felipe Hernández
Etnias/Grupo de origen Mapuche

Presentación de la experiencia

La experiencia tiende a contar la historia desde lo más cercano a los protagonistas, es decir, los abuelos, mediante charlas de los mismos con los docentes, alumnos, personal operativo y todos los interesados, en el rescate de la lengua, historia de raíces, antepasados y también del lugar. La experiencia busca contribuir al fortalecimiento de la identidad, para revertir el proceso de desuso de la lengua mapuche y el consecuente debilitamiento de su raíz cultural.

La idea puesta en práctica cada año, al conmemorarse el Día del Aborigen, es celebrarlo toda la semana, teniendo en cuenta que nuestra escuela es puramente aborigen y representa a la etnia mapuche en su totalidad, ya que los alumnos son descendientes de aborígenes mapuche. Por lo tanto, hemos dedicado toda esa semana a preparar las comidas típicas de nuestro pueblo, tales como: carneada de potro para charqui, "curru quetrán" (trigo tostado), "merque mudai" (trigo hervido pelado y molido con agua), "mote" (trigo hervido y pelado), "pancutra" (sopa con chicharrones y harina de trigo), "trapichasi" (sal molida con ají), "pillif" (tortas fritas especiales grandes), "multrun" (catutos en forma de panchitos), "cun quetran" (sopa de trigo similar a la avena arrollada), "con con" (harina con huevo en forma de pelotitas que se echan a la sopa).

También realizamos teñido en hierba, preparación y demostración de hilado en pelo de cabras, armado del telar mapuche liso y laboreado, trabajo en arcilla. Todas estas actividades y otras se sistematizarán semana a semana a través de esta experiencia.

Los abuelos son citados dos veces por semana, para que cuenten historias de sus vidas y del lugar a todos los alumnos interesados en escuchar y aprender. Mediante la charla de los abuelos y las preguntas de los chicos y los grandes, escribimos en el pizarrón y anotamos en los cuadernos las traducciones y confrontamos esas traducciones. Tenemos como base para esta tarea un trabajo de investigación realizado durante 8 años -in situ- con los mismos aborígenes; también en base a diferentes fuentes bibliográficas y oralmente con otros mapuches del Neuquén y Río Negro.

Este trabajo ha traducido al castellano cerca de 500 apellidos mapuches, así como toponimias de la Patagonia. Empleamos este material para atraer la atención de los alumnos en la traducción de sus apellidos al castellano, así como la de los lugares con nombres mapuches.

De esta manera se van involucrando todos los alumnos, que aprenden lengua mapuche y descubren la rica y sorprendente mitología de sus nombres, de los cuales presentamos algunos ejemplos:

Millanahuel: milla : oro - nahuel: tigre: tigre de oro.
Nahuelquir: nahuel: tigre - quir (quirque): lagarto: tigre lagarto.
Huenelaf: huenu: cielo (arriba) - laf (lafquen): lago: lago de arriba.
Meliqueo: mel: cuatro - queo (queupu): pedernal: cuatro pedernales.

Ir al trotecito o despacio

Provincia Chubut
Departamento Cushamen
Localidad Cushamen
Institución Escuela N° 38 "Policía Federal Argentina"
Autor/es Juana Alicia Catrifol
Etnias/Grupo de origen Mapuche

Presentación de la experiencia

Los alumnos cursaban 3° año de la EGB y tenían como tema de aprendizaje "Mi pueblo, sus costumbres, tradiciones y origen". Observé un desconocimiento de sus antepasados; por tal motivo, después de investigar, realicé encuestas sobre la vida actual de los pobladores de Cushamen, sus obligaciones diarias, sobre las distintas ocupaciones de las instituciones. Comencé a buscar algo más interesante para llegar al fondo del objetivo: que sean ellos mismos, con su forma de ser, de expresarse hacia los demás; con sus creencias, todo aquello que nos dejaron nuestros abuelos para poder convivir con la naturaleza y en comunidad.

Para esto me pregunté, ¿por qué no desde la música? Comencé a dialogar con una abuela muy interesada en el tema; y teniendo a mano un casete de Aimé Painé, empecé el proyecto.

Los alumnos (curso completo de 30 alumnos), iniciando la escucha atenta de las diferentes melodías, seleccionaban aquellas que podían ser entonadas, más bien con una pronunciación lo más original respecto de la palabra; por lo tanto, la escritura se acercaba más a cómo se pronuncia que a cómo se escribe.

Las actividades consistieron en el análisis de las distintas canciones y la actuación en diferentes eventos y en diferentes escuelas del área, principalmente para la Semana del Aborigen.

La propuesta fue aceptada por la comunidad educativa y muy bien recibida por la comunidad, ya que sus hijos y nietos le decían en cierta forma: "queremos crecer sabiendo quiénes somos, dónde estamos y hacia dónde vamos".



Enseñanza de la lengua mapuche

Provincia Chubut
Departamento Cushamen
Localidad Colonia Cushamen
Institución Escuela N° 38 "Policía Federal Argentina"
Autor/es Marcelo Antiman, Albertina Quintrel
Etnias/Grupo de origen Mapuche

Presentación de la experiencia

La experiencia comienza con una pregunta: ¿por qué y cómo enseñar la lengua mapuche en las escuelas?

El Proyecto propone rescatar las culturas tradicionales aborígenes, tal como lo requiere la Ley Federal de Educación, y fortalecer la idea de que los niños de estas comunidades puedan aprender el idioma de sus antepasados para que no se pierdan sus raíces, sus costumbres, su cultura.

Es conveniente empezar a enseñar la lengua de la gente de la tierra (mapuzugun) desde el Nivel Inicial.

Qué enseñar

  • La familia: su entorno.
  • El sistema de numeración.
  • Los días de la semana.
  • Los meses del año.
  • La historia del Pueblo Mapuche.
  • Su cultura, su creencia.
  • El menú mapuche.
  • La medicina mapuche.

También se pueden incorporar otros temas de esta cultura que sean relevantes, y su significación, así como sobre el lugar donde se encuentre asentada la escuela, el pueblo o comunidad en que se imparta enseñanza pública.

Se podrá enseñar en todos aquellos lugares donde haya asentamientos de población aborigen, y también en aquellos lugares donde la comunidad desee que los niños conozcan sus raíces, la historia de su pueblo, etc. Se podrá desarrollar también en comunidades donde no haya población aborigen y se desee implementarlo.

En las comunidades aborígenes es muy importante rescatar la primera lengua en los alumnos, ya que a partir de ella podemos trabajar los saberes previos de estos chicos y esto facilitará el trabajo de todo docente que deba desempeñar funciones en estas comunidades, ayudando a disminuir el índice de repitencia y fracaso escolar.

Se tomará la lengua mapuche como una materia más del área curricular. Para facilitar su trabajo convendrá ambientar un lugar en la escuela con elementos significativos del lugar y la vida del niño, que le sean significativos también a él, que identifiquen a la zona, a su raza, su cultura, su familia. También se podrán trabajar aspectos sociales, como las costumbres, y aspectos relevantes de la cultura, como las ceremonias religiosas, los instrumentos musicales, su uso, etc.

 

Contacto multilingüístico y multidialectal en la Patagonia

Provincia Chubut
Departamento Rawson
Localidad Trelew
Institución Universidad Nacional de la Patagonia - Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, sede Trelew
Autor/es Ana Ester Virkel
Etnias/Grupo de origen Mapuches y Tehuelches

Presentación de la experiencia

La comprensión de los fenómenos lingüísticos se enriquece en el interjuego de lo histórico y lo sincrónico; de aquí que se haya hecho un abordaje de la temática seleccionada desde ambas perspectivas. Por una parte, se propone una mirada histórica sobre los procesos de poblamiento de la Patagonia, con la diversidad étnica, cultural y lingüística que es inherente a dichos procesos; por otra, se traza un panorama de la realidad actual, poniendo el acento en la situación de contacto dialectal que constituye uno de los rasgos definidores del perfil sociolingüístico de la región.

Así, se efectúa una breve reseña de las corrientes que protagonizaron, a partir de la segunda mitad del siglo XIX, el período de fundación de asentamientos humanos estables (galeses, italianos, españoles, ingleses, boers, sirio-libaneses, chilenos y otros), sumándose a los pueblos aborígenes seminómades que ejercían una ocupación discontinua de ese vasto espacio geográfico (mapuches, tehuelches, onas, yamanes).

En este marco, el contacto multilingüístico aparece como una resultante de la heterogeneidad demográfica de la etapa fundacional; la necesidad de interacción comunicativa de los distintos grupos étnicos deriva muy pronto en la adopción de una variedad de español de base bonaerense que cumplirá la función de koiné o lengua común, sirviendo de modelo y de marco de referencia para toda la comunidad, y provocando el desplazamiento de las lenguas indígenas e inmigratorias.

De las lenguas indoamericanas patagónicas, el mapuche es la única que aún se conserva, aunque en un estadio prácticamente terminal; el galés, en cambio, configura un caso típico de mantenimiento de una lengua inmigratoria, ya que el bilingüismo galés-español presenta una considerable extensión social en la provincia de Chubut, cuyo poblamiento definitivo se debe a inmigrantes de ese origen.

Pero la diversidad lingüística de la Patagonia no se agota en el contacto entre lenguas diferentes. La migración interna y de países limítrofes (especialmente de Chile) que caracteriza el período 1950-1980, como consecuencia del desarrollo industrial, pone en contacto diferentes variedades de la lengua oficial, el español, que entran en competencia, e incluso en conflicto, con la reconocida históricamente como estándar, es decir la bonaerense.

Actualmente, la interrupción de las corrientes migratorias provenientes del resto de las provincias argentinas a causa de la crisis de las actividades económicas, se traduce en el desplazamiento de otras modalidades lingüísticas regionales a favor de la variedad bonaerense, a cuya consolidación coadyuvan el sistema educativo y el discurso mediático.

Sin embargo, junto a ella coexiste una variedad dialectal con status de no estándar, de influencia chilena, que posee fuerte arraigo en las zonas rurales, sobre todo en las más inhóspitas y aisladas, pero que no está ausente del medio urbano, ya que sus rasgos se registran en hablantes que habitan en los barrios periféricos de las ciudades patagónicas.

Si bien algunos especialistas caracterizan a esta variedad como castellano mapuchizado, es importante señalar que su uso no es patrimonio exclusivo de la etnia aborigen, sino que se asocia fundamentalmente con factores sociales como un bajo status socioeducacional, aislamiento geográfico o redes sociales poco diversificadas, lo que hace a sus usuarios menos permeables a la presión escolar y social direccionada hacia el modelo de prestigio. El empleo de la variedad no estándar, socialmente estigmatizada y excluida del ámbito de la educación formal, es, por ende, fuente de discriminación y de marginación social.

Las investigaciones más recientes demuestran la transversalidad de este fenómeno de contacto dialectal en toda la Patagonia, lo que determina la existencia de una brecha sociolingüística entre los usuarios de la variedad urbana estándar enseñada y difundida por la escuela y quienes emplean la variedad no estándar, lo que compromete sus posibilidades de inserción laboral y educacional.

Una brecha que es, por otra parte, el correlato lingüístico del contraste entre las comunidades urbanas patagónicas, desarrolladas e industrializadas, y las sociedades rurales que permanecen en un estadio preindustrial, con condiciones de vida sumamente precarias y un importante grado de aislamiento geográfico.

La cuestión de cómo superar esa brecha es, a mi juicio, un desafío fundamental en estos comienzos del siglo XXI. De aquí la necesidad de implementar mecanismos de transferencia de los avances producidos en el conocimiento de la realidad sociolingüística de la Patagonia, de manera de tender un puente entre el saber académico y las realidades concretas en las que se ejerce la práctica docente.

Nadie conoce mejor que el docente su realidad áulica y el entorno social en el que esta se inscribe; por eso, en la medida en que posea fundamentos teóricos que faciliten los procesos de enseñanza de la lengua materna en contextos de diversidad lingüística y cultural, podrá reducir la distancia que muchas veces se advierte entre el modelo lingüístico escolar y el uso real de la lengua por parte de los miembros de una determinada comunidad.

 

¿Chumuy mi wiya? ¿Qué pasó ayer?

Provincia Chubut
Departamento Cushamen
Localidad Colonia Cushamen Centro
Institución Escuela N° 69 con Albergue "Ñancuche Nahuelquir" (Sección de Nivel inicial)
Autor/es Mabel Blanco
Etnias/Grupo de origen Mapuche

Presentación de la experiencia

A principios del ciclo 2001, ante el ingreso de la nueva docente de Nivel Inicial, se necesitaba una persona para resguardar al grupo de niños de ese Nivel, quienes luego de almorzar en el comedor de la escuela debían esperar la llegada de la docente; la misma debía recorrer aproximadamente 30 km, ya que se desempeñaba en la escuela de Ñorquinco Sur (Chubut).

Se mantiene un diálogo con la Sra. Valentina Nahuelquir, costurera de la Escuela con albergue Nº 69, quien actualmente se encuentra con tareas pasivas dentro del establecimiento. Ella se muestra muy predispuesta: generalmente participa en experiencias del jardín, y en esta ocasión acepta acompañar al grupo. Se observa que continuamente habla en lengua Mapuche porque desde un principio saluda a los niños MARY MARY. Así es como se le consulta si estaría dispuesta a trabajar en compañía de la docente, enseñando la lengua mapuche a este grupo de niños, partiendo de cosas simples y aprovechando momentos del comedor, en la sala o cuando ella se sienta más cómoda.

Los alumnos involucrados en la experiencia conforman la sección internado (4 y 5 años) de Nivel Inicial de la Escuela Nº 69, descendientes de mapuches; la totalidad habla en castellano.

Objetivos

Es intención de la institución y de la sección de Nivel Inicial rescatar el uso de la lengua mapuche, que se fue perdiendo, conservándose en la actualidad únicamente como costumbre de los ancianos.

Los objetivos con que se inicia la experiencia, y a los que responde ahora son:

  • Expresarse en contextos variados y con diversas intencionalidades.
  • Valorar la lectura y escritura como formas para aprender, deleitarse y recordar.
  • Afianzar el conocimiento de las reglas de combinación y uso de la lengua mapuche.
  • Utilizar palabras nuevas como herramientas creativas-recursos.

Actividades realizadas en relación con la experiencia

  • Visita a la tumba del Cacique Ñancuche.
  • Trabajo en lengua mapuche (oral y escrita).
  • Práctica del saludo mapuche (al ingresar a la sala y al retirarse).
  • Conteo y conocimiento del nombre de los números, las partes del cuerpo; pegamos el nombre que corresponde a cada parte (se trabaja con dos murales: uno con inscripciones en castellano y otro con lengua mapuche), y el nombre de los días de la semana.
  • Entrevistas a los abuelos.
  • Actividades con los abuelos.
  • Juegos (payana - casita de piedra) con dados.
  • Trabajos de cocina (comidas típicas).
  • Salida a buscar calafate.
  • Invitación a músicos que participan en el Camaruco.
  • Medios de transporte (recolectamos más información, después del paseo en tren).
  • Medios de comunicación: antes-después (comparaciones).
  • Recolección de plantas del lugar, nombres, clasificación y utilización.
  • Teñidos con algunas plantas del lugar (averiguación de cuáles usaban antes).
  • Técnicas y trabajos diversos con materiales descartables.
  • Recolección de información a través del cuaderno viajero con la que elaboraremos un pequeño documento (de cuento, libro de imágenes, etc.).

Actualmente el cuaderno recorre las familias, para que cada uno complete un gráfico en que se registran datos del árbol genealógico, indicando, en caso de conocerlo, el significado del apellido.

Al comienzo de la experiencia la docente no conoce la lengua mapuche; su tarea se desarrolla en la compañía de la abuela. Actualmente mantienen conversaciones sencillas en lengua entre ellas y con los chicos. En cuanto a la escritura, al principio transcribían fonemas, actualmente tratan de conciliar textos y el diccionario de Díaz Fernández, aportes de Casamiquela, a través del docente de Ciencias Sociales de Tercer Ciclo área rural, y material didáctico facilitado por Sra. Marta Tomé a Supervisión Nivel Inicial R.J. en el Primer Encuentro Federal Nivel Inicial, realizado en Buenos Aires en Buenos Aires en diciembre del 2000.

Actores involucrados en la experiencia

  • Srta. Mabel Blanco, docente de Nivel Inicial, a cargo del diseño, implementación y evaluación continua del proyecto.
  • Sra. Valentina Nahuelquir, costurera de la institución (con tareas pasivas). Es la abuela kuku, quien habla en lengua y coordina junto a la docente esta experiencia. Por ella se tiene conocimiento de costumbres, tradiciones, hechos histórico-culturales, etc.
  • Dirección de la Escuela y Supervisión del Nivel Inicial: evaluación, seguimiento, y acompañamiento de la experiencia.
  • Alumnos de la sección de Nivel Inicial: partícipes directos de la experiencia; a través de ellos se logra la participación y/o acompañamiento en algunas actividades por parte de las familias.

Evaluación de la experiencia

Se mencionan como logros alcanzados:

  • el rescate de la lengua aborigen, a través de conocimiento y vivencia de costumbres de los antecesores,
  • el interés de los niños de la sección de Nivel Inicial,
  • el acompañamiento de las familias de Nivel lnicial,
  • el apoyo incondicional de la abuela, Sra. Valentina Nahuelquir,
  • el aval y acompañamiento de la experiencia por parte de la Dirección de la Escuela y de Supervisión de Nivel Inicial,
  • se están gestando en la institución otras experiencias a partir de esta iniciativa.

Dificultades planteadas

Falta de asesoramiento idóneo en cuanto al contenido de la experiencia (carencia de bibliografía específica y de capacitación a la docente); todo se limitó a los valiosos aportes de la abuela.

Conclusiones en relación con la experiencia

  • Se logra revalorizar la cultura aborigen con sus costumbres y su lengua ancestral.
  • Las familias del jardín participan en algunas actividades.
  • La comunidad educativa comienza a generar acciones tendientes a esta revalorización.

Modificaciones que se incorporarían para mejorar la experiencia

  • Contar con mayor información.
  • Iniciar un proceso de investigación, similar al iniciado con la encuesta, para comparar los diferentes conocimientos, relatos, costumbres, mitos; porque en la misma comunidad no hay precisión al respecto.
  • Continuidad en el cargo docente de la actual coordinadora de la experiencia (docente de Nivel Inicial).
  • Contar con recursos para ayudarla a modificar estrategias docentes.

 

Inserción de la danza en el nivel inicial

Provincia Neuquén
Departamento Confluencia
Localidad Barrio Gran Neuquén Sur - Ciudad de Neuquén
Institución Jardín de Infantes Nº 32
Autor/es Felipe Eduardo Mas
Etnias/Grupo de origen Mapuches, Bolivianos, Peruanos, Jujeños y Gitanos

Diagnóstico vinculado con la experiencia

  • Desconocimiento y falta de interés por los valores, usos y costumbres que configuran nuestra identidad.
  • Nivel socioeconómico promedio de los alumnos: medio-bajo y bajo.

Fundamentación

Se basa en la necesidad de revertir la situación sociocultural que se expresa en el diagnóstico, mediante el reconocimiento y valoración por parte del niño de su propia historia, la historia del grupo familiar, la de su comunidad y su provincia, y la de la nación a la que pertenece.

Objetivos

  • Alcanzar, además de las producciones propias y del trabajo en conjunto, el rescate y reconocimiento de la cultura general y artística de cada grupo de pertenencia, de la región y de la nación, como huellas que constituyen nuestra identidad.
  • Iniciarse en el conocimiento y la utilización en forma creativa y personal de elementos de los lenguajes corporales, plástico y musical, enriqueciendo su capacidad de representación, expresión y comunicación.

Desarrollo de la experiencia

Se ha elegido la modalidad de taller como estrategia metodológica para desarrollar este proyecto, atendiendo a la necesidad de proponer nuevas acciones que faciliten a los niños la apropiación de conocimientos y la realización de experiencias en forma amena y dinámica, pero a la vez reflexiva y cooperativa. El taller constituiría un ámbito donde en la experiencia de aprendizaje se integraría lo individual y lo grupal, que permite a los niños pensar y actuar en conjunto en un contexto social. El Proyecto de Danzas Nativas y Folklore contará con seis talleres que responderán a los ejes temáticos que se trabajarán durante el año, a saber: danza, cancionero y construcción de instrumentos musicales, literario, juegos tradicionales, cocina tradicional, atuendo.

La duración del proyecto se ha estimado en 8 (ocho) meses (abril-noviembre), una vez por semana, con una duración aproximada de dos horas cada encuentro, con excepción del taller de Danzas que tendrá una duración de cuatro encuentros.

La función de seguimiento y control, de frecuencia bimestral, estará a cargo de una comisión integrada por docentes, padres y equipo de conducción del establecimiento, con el objeto de evaluar el desarrollo del proyecto en forma conjunta para instrumentar los cambios o ajustes que se presenten.

El alcance planteado está dado por la incorporación al proyecto, en forma definitiva, de otro taller más de Lengua y Cultura Quechua, para padres, docentes y alumnos, además de participar a toda la comunidad educativa e instituciones diversas.

Los límites están presentes en los recursos materiales que todavía no son suficientes, concretamente la falta de instrumentos musicales tales como bombo, charango, guitarra, equipo de sonido con buena fidelidad, casetes y compactos de música folclórica, bibliografía específica para las clases, presupuesto para comprar telas para la confección de atuendos, micrófonos con pie y amplificadores de sonido, y asimismo "el escaso tiempo institucional que contamos para trabajar en este proyecto e implementar los talleres".

 

Seguir profundizando la interculturalidad

Provincia Neuquén
Departamento Lácar Paraje Trompul
Localidad San Martín de los Andes
Institución Escuela Nº 146 "Parques Nacionales Argentinos"
Autor/es Fernanda Cid Perinetti, Ricardo Falvella, Laura Mignaco, Graciela Rendón y Brígida Vilariño
Etnias/Grupo de origen Mapuches

Presentación de la experiencia

La experiencia fue cambiando de nombre, ya que está en proceso hace años. Hoy la llamamos "Seguir profundizando la interculturalidad".

Es una escuela pública provincial, inserta en la Comunidad mapuche Curruhuinca, siendo el único asentamiento del Estado argentino. No hay otro edificio público, por lo que estas instalaciones cumplen también funciones públicas.

La escuela tiene continuidad pedagógica desde el año 1988, realizando un proceso de reconocimiento activo de la diferencia a través de distintas experiencias, proyectos e intentos de deconstrucciones y construcciones. Si bien ha ido cambiando el personal y la comunidad fue creciendo mucho, siempre se planificó institucionalmente a partir de la evaluación de lo hecho el año anterior, y hoy en día se hace entre docentes, padres y alumnos.

El trabajo con los padres ha sido permanente y se ha ido profundizando a través del tiempo. Acompañándolos, sin participar de sus decisiones, en el proceso de recuperación de sus derechos desde el año 1992, donde las comunidades fortalecieron su organización, con la creación de la bandera del Pueblo Nación Mapuche, la recuperación del Territorio, los programas de co-manejo con organismos nacionales y la propuesta de reformulación del código penal de la provincia.

Desarrollo de la experiencia

Como comunidad educativa se ha participado de distintos encuentros: los de Educación Rural, los Encuentros de Mujeres, los Encuentros cooperativos y entre Comunidades, para ir definiendo la "escuela que queremos".

Desde las aulas se han realizado proyectos pedagógicos con otras escuelas: el proyecto "Mi casa desde el área de Ciencias Sociales"; los Encuentros de Escuelas Rurales; los Talleres literarios, los Encuentros con otras escuelas, etc.

Como institución hemos formado parte del proyecto de extensión de la Universidad del Comahue: "Construcción de espacios interculturales en la provincia de Neuquén" para ir definiendo la "educación intercultural", durante los años 1999 y 2000. Hemos recibido también un subsidio del INAI para realizar lo planificado durante el año 1999 con el objeto de trabajar la perspectiva intercultural, con asesoramiento, evaluación e informe del CEPINT.

También se realizaron trabajos de recuperación de los juegos y las recetas de nuestras familias, el Wiñoy Xpantu, del Día del Aborigen, de la representatividad del Pueblo Mapuche y de otros. Se contó con un maestro de lengua mapuche en el año 1996, evaluándose como muy positivo.

Todos estos pasos nos fueron ayudando a pensar en la "educación que queremos", la sociedad que buscamos, el diseño curricular que necesitamos y la coherencia en nuestra práctica docente.

Se considerará como eje del trabajo la profundización de la interculturalidad en la escuela, pensando las relaciones sociales como construcciones para un currículo en la diferencia .

Tomaremos las relaciones: sociedad argentina-pueblo mapuche, infante-adulto, de género, autoritarismo-democracia.

Las hemos priorizado debido a que son las que se manifiestan más en nuestra realidad. Este año, al cumplirse los 25 años del último golpe de Estado, incorporamos con fuerza la reflexión sobre la relación "autoritarismo- democracia", enmarcado en las propuestas políticas de las distintas realidades.

Las tomamos como construcciones sociales, porque consideramos que cada sujeto trae un mandato social que fortalece las relaciones discriminatorias, a no ser que se reflexione sobre ellas.

La cultura y los mandatos sociales se transmiten desde la escuela y se los institucionaliza dándoles un valor. Por eso reflexionaremos sobre los contenidos del currículo, por constatar que la interculturalidad no es tenida en cuenta.

gráfico

Estamos abrazados todos

Provincia Neuquén
Departamento Huiliches
Localidad Paraje Huilqui Menuco, Pampa del Malleo
Institución Escuela N° 242
Autor/es Raimundo Quilaquir, María Virginia Iral, Carmelina Iral, Simón Huenuquir, Arcelio Caniullán, Oscar Iral, Rafael Urretabizkaya
Etnias/Grupo de origen Mapuches

Presentación de la experiencia

La experiencia se desarrolla en el paraje Huilqui Menuco, Comunidad Painefilú, Departamento Huiliches, al sur de la provincia de Neuquén. Se parte de observar que los intentos por dar una escritura en mapuzugún (lengua de la tierra) que es la lengua del pueblo mapuche, encarados por lingüistas y antropólogos (especialmente en el vecino país de Chile), dieron por resultado escrituras que, en busca de respetar a ultranza las variables fonéticas, derivaron en construcciones gramaticales muy complejas. Tanto que, paradójicamente, los potenciales usuarios de esta escritura encontraron casi imposible apropiarse de ella. Formamos un grupo pequeño de adultos interesados en el tema. Nos dimos un nombre y fue elegido Rofl Kleín y nos propusimos:

Objetivos vinculados con la experiencia

Elaborar textos anteponiendo la comunicación a la gramática,y el decir lo que deba ser dicho al traducir. Nos hicimos la pregunta: ¿vale la pena escribir textos en mapuzugún?, ¿por qué?, e intentamos darle una respuesta. Esto fue a partir del año 1998/99. Tuvimos escrituras y reescrituras y decidimos que era importante escribir para nosotros y para otros textos que componen las cuatro primeras cartillas que adjuntamos. Conseguimos apoyo para la edición y la reflexión, de la Universidad Nacional del Comahue, a través de los antropólogos Raúl Díaz y Graciela Alonso, que por esos días avanzaban en su proyecto de extensión, "Creación de espacios interculturales en la provincia de Neuquén". Paralelamente "peleamos" la efectivización del cargo de maestro de Idioma y Cultura mapuche. Cuando tenemos noticias sobre su puesta en vigencia desactivamos el proyecto como está planteado, esperando la incorporación de este maestro. En marzo de 2001 asume en su cargo Roque Iral.

Para el período 2001/2, replanteamos el modo de escribir original y planeamos seguir con las cartillas, priorizando la comunicación por sobre la gramática. Incluiremos a los adultos en la etapa de cómo escribir los textos, que pensamos este año elaborar con los niños a diferencia de los cuatro primeros. Por otro lado nos proponemos rescribir las cuatro primeras cartillas, valorando lo realizado como parte de un proceso de construcción. Con las cartillas nuevas y las viejas reescritas apuntamos a realizar un libro en mapuzugún y castellano.

En este año esperamos trabajar, estudiar otras experiencias con mucha atención, y buscar la respuesta de por qué vale la pena que se hable y escriba en mapuzugún. En este sentido veríamos importante un acompañamiento en este camino desde el proyecto Mejoramiento de la Calidad de la Educación de los Pueblos Aborígenes. Camino difícil pero cargado de esperanza y despojado de ingenuidad acerca del dato que significa que un pueblo que fue presuntamente despojado de su lengua madre, demuestre su vigencia e intente avanzar en dar una escritura. Mapuzugún es la lengua de la tierra, indivisible, y tener lo uno supone tener lo otro.

"La identidad cultural no es mirar para atrás, la identidad cultural es" (Raúl Díaz). Coordinadores de esta segunda etapa, Roque Iral, Rafael Urretabizcaya.

 

Tramando hilos de historia y presente: hacia una revalorización de la labor artesanal mapuche

Provincia Neuquén
Departamento Huiliches
Localidad Junín de los Andes
Institución Jardín de Infantes N° 11 "María Montessori"
Autor/es Emma Graciela Juanita Mercedes, Marta Isabel Passerino
Etnias/Grupo de origen Mapuche

Presentación de la experiencia

Esta experiencia nació desde una perspectiva pedagógica en una sala de preescolar del Jardín de Infantes Nº 11 (público), de la localidad de Junín de los Andes, ubicada al sur de la provincia del Neuquén. La misma cuenta con una población aproximada de 8.500 habitantes y existe un permanente contacto con las comunidades mapuches cercanas a estas y ubicadas en la zona rural.

La intención más general de este trabajo fue aportar a nuestra comunidad educativa una mirada más sobre las expresiones culturales mapuches con las cuales convivimos diariamente, para comprenderlas más y mejor. Y desde el abordaje áulico consideré que sería muy significativo para nuestros alumnos vivenciar para conocer, conocer para valorar y manipular para crear, a través del aprendizaje de tejido en telar, y sobre todo teniendo en cuenta que algunas de sus familias hasta el presente han cultivado ese arte ancestral. Este trabajo logró una proyección social a través de su presentación en una Feria de Ciencias Local.

Para llevar adelante esta propuesta no sólo trabajaron el docente y los alumnos, sino que se sumaron protagónicamente a la experiencia las familias de los niños, otros integrantes de la comunidad que aportaron sus saberes y personal docente del establecimiento que colaboró logísticamente con el montaje de las actividades. Quiero destacar que cumplieron un rol significativo para la experiencia las tejedoras mapuches del local de Artesanías Neuquinas, las mamás que conociendo la técnica volcaron su sabiduría en la sala, la docente rural que compartió sus aprendizajes de la lengua mapuche con el grupo, y personas de la comunidad que gustosas aportaron material bibliográfico que enriqueció nuestras investigaciones. También fue valiosa la intervención de los docentes que aportaron al registro de las experiencias (filmaciones, fotografías, preparación del stand de la Feria Local de Ciencias, etc.). Este Proyecto siguió una secuencia de actividades que puedo resumir en el siguiente modo:

  • Búsqueda de información en diferentes fuentes bibliográficas, a través de entrevistas, visitas, demostraciones, etc.
  • Fabricación de los telares por parte de las familias de los niños.
  • Tinción de las lanas con diversidad de materiales naturales y químicos.
  • Enseñanza de la técnica a padres y niños.
  • Producciones individuales de tejidos.
  • Organización de la presentación de la experiencia en un stand de la Feria Local de Ciencias por parte de todo el grupo.
  • Presentación en la Feria, socialización de la experiencia.

Fue una experiencia positiva desde el punto de vista pedagógico debido al protagonismo que lograron los niños. Y desde la integración de las familias fue muy enriquecedor, tanto para el jardín como para ellas, haber compartido estas vivencias. Desde el punto de vista social valoramos como satisfactorio habernos puesto en contacto directo con expresiones culturales que son el producto de una actividad humana, que compartimos desde otra mirada, como es el tejer en telar con todo lo que ello implica y significa para la cultura mapuche. Por otro lado esta experiencia posibilitó el reencuentro de algunas mamás con un aprendizaje proveniente de sus antepasados, que hasta ese momento tenían dormido.

 

Entre el castellano y el mapuche

Provincia Río Negro
Departamento General Roca
Localidad General Fernández Oro
Institución Escuela Nº 287
Autor/es Mariela Pino, Gabriela Migan, César Bengolea
Etnias/Grupo de origen Mapuche

Presentación de la experiencia

Este proyecto consiste en una relación interáreas entre Plástica, Música y Ciencias Naturales, para promover el interés por conocer más de nuestras raíces, ampliar los conocimientos de los alumnos sobre la Patagonia y fortalecer las relaciones humanas ayudando a la integración.

Objetivo de la experiencia

A partir del reconocimiento y valoración de las raíces culturales de los alumnos, afianzar el área de Lengua.

Desarrollo de la experiencia

A partir del contexto social de los alumnos, y de sus necesidades, se plantea un proyecto que es muy convocante para los alumnos y sus familias, padres y abuelos.

Instrumentación de las acciones y distribución del tiempo

Las acciones están centradas

  • En el trabajo interáreas con selección de contenidos de Lengua y actividades orientadas a su asimilación y ejercitación con recursos de las áreas de Plástica y de Música y del teatro.
  • En el contacto de la escuela con la comunidad mapuche a través de la escucha de historias y relatos de los pobladores más antiguos. "Ellos les hablarán del nguillatún, las ofrendas, conocerán a la cultrunera, a la Machi, compartirán canciones y observarán los cementerios mapuches..."

Evaluación de la experiencia

Lo que valoro como satisfactorio es el proceso completo, la participación, el disfrutar de realizar algo distinto, la creatividad, el compromiso con el trabajo, la utilización de la lengua mapuche, el respeto por una lengua distinta, la valoración de otras culturas y la posibilidad de adquirir conocimientos sobre la literatura de la Patagonia.

Los problemas a enfrentar básicamente radican en el poco material que poseemos para utilizar como recursos de importancia, la falta de escritura mapuche; pero por ser una experiencia piloto estoy contenta con los logros, y de cómo los alumnos son capaces de aplicar sus nuevos conocimientos a distintas situaciones.

Durante el proceso les mostré dibujos de chicos de la zona de Ruca Choroi, que me han regalado. Muestran su mundo y las dificultades de adquirir la escritura como medio social de comunicación. Muchos niños tienen quince años y digo niños porque son totalmente diferentes a los de la ciudad; su inocencia y humildad provoca que no coincida la relación entre la edad cronológica y la madurez mental.

Un chico de quince años caminó diez kilómetros desde la veranada hasta el lugar en que me encontraba para hacerme el regalo de sus dibujos. Estos relatos calaron hondo en los alumnos, que se sorprenden ante formas distintas de vida.

Todo en su conjunto es positivo para los alumnos para rescatar los valores, para darle a la escuela una importancia diferente, para que los chicos vean que el chico de campo debe realizar un gran esfuerzo para aprender, y que ellos tienen muchas ventajas que deben aprovechar al máximo exigiendo al docente mejorar su práctica pedagógica y revisarla permanentemente.

Replicabilidad de la experiencia

La replicabilidad de esta experiencia es posible en otras instituciones siempre y cuando el docente sienta un compromiso verdadero con otras culturas y aprenda de ellas, para poder realizar la transposición didáctica con más rigor científico.

Es de suma importancia analizar primero el contexto de la comunidad educativa, los aspectos sociales, ver la línea de la escuela, el personal directivo y sus posibles prejuicios, ya que no es un propósito del docente tenerlos, sino que muchas veces tiene que ver con el currículum oculto del mismo y sus vivencias personales.

La razón más importante es que para una escuela patagónica debería ser esencial abordar más literatura de nuestras raíces y ayudar a los alumnos por medio de otro tipo de actividades a interesarse verdaderamente por adquirir este tipo de conocimiento.

Sería importante incorporar a la experiencia material específico, como videos, libros nuevos, que sirvan de marco de referencia para los alumnos.

Uno de los problemas es la falta de escritura, la falta de un alfabeto correcto que muestre cómo se escribe y se pronuncia. El transitar por distintas tribus me ha hecho notar que existe una diferencia en la pronunciación.

La lengua mapuche se transmite de generación en generación provocando en los jóvenes de las comunidades resistencia para hablarla; es por eso que se ha ido perdiendo, por la falta de uso y vergüenza en los hablantes mapuche. Lograr interesar a la gente de la ciudad, en este caso padres, alumnos y abuelos significa revalorizar la lengua mapuche e impulsar a los jóvenes de las comunidades a no renunciar a su lengua madre.

 

Festejamos el cumple del jardín

Provincia Río Negro
Departamento General Roca
Localidad Catriel
Institución Jardín de Infantes Nº 7 Ayen Hue
Autor/es

María Edith Guixado, Susana Naciomiento, Estela Martínez, Karina Puchini, Pablo López, Helga Taddey, Sandra Cornejo, Claudia Castro

Etnias/Grupo de origen Mapuche

Objetivos de la experiencia

  • Aprovechar la celebración del cumpleaños del jardín para investigar la historia de la institución proyectada hacia la comunidad.
  • Educar en el respeto hacia los valores de todas nuestras etnias y rescatar el sentido de las tradiciones orales, que son las que mejor dan cuenta del acervo cultural de los pueblos.

Desarrollo de la experiencia

Se implementarán talleres donde se trabajarán temáticas diversas relativas a las tradiciones de la comunidad mapuche, la influencia de los medios de comunicación en la vida social, la valoración de la lengua, los elementos del entorno natural, la importancia del intercambio comunicativo y la cooperación en el trabajo.

Tres experiencias de la escuela Nº 139

Provincia Río Negro
Departamento San Carlos de Bariloche
Localidad A° Quemquemtreu, El Bolsón
Institución Jardín de Infantes anexo Escuela N° 139
Autor/es

Cecilia Bertazzoni, Silvia Poletti, Iris Abarzua y Débora Kravetz

Etnias/Grupo de origen Mapuche

NIVEL INICIAL "El nombre de la sala"

Presentación de la experiencia

El jardín cuenta con dos salas, una de 5 años y una sala integrada de 4 y 5 años. Hacen un total de 33 alumnos. Hay dos hermanos que habitan en la reserva mapuche de Nahuelpan, también se trabaja con un caso de integración con la Escuela Especial Nro. 21, y con algunos casos de riesgo social, con seguimiento de asistentes sociales.

Narración de la experiencia

Hace tres años se realiza este tipo de actividad para elegir el nombre de las salas:

Ciclo lectivo: 1998/99 SALA MAQUI, SALA TOPA-TOPA.
Ciclo lectivo: 1999/00 SALA CAUQUÉN, SALA PUMA.
Ciclo lectivo: 2000/01 SALA NAHUEL, SALA HUAGUELÉN.

Actividades vinculadas con la experiencia

Actores involucrados: alumnos, docentes, dirección, padres.

  • Buscar palabras que designen elementos de la naturaleza (lugares, ríos, lagos, montañas, etc.) de la zona.
  • A través del cuaderno de comunicaciones que cada niño lleva a su casa, trabajar con la información con que cuenta la familia.
  • Indagar sobre el origen de dichas palabras.
  • Buscar el significado de las mismas.
  • Preparar un listado en papelógrafo durante el inicio del día, en el espacio de encuentro de las dos salas.
  • Dialogar sobre las mismas, buscar información extra (en qué otros contextos aparecen dichas palabras: leyendas, mitos, etc.).
  • Realizar una preselección por sala para reducir la lista de nombres.
  • Realizar la votación (con urnas y cuarto oscuro).

Con el nombre elegido, cada niño realiza una propuesta gráfica para el logotipo; entre todos eligen uno de ellos que es el que utilizarán para el guardapolvo y las producciones grupales que se realizan a lo largo del año.

Evaluación de la experiencia

Valoramos como satisfactorio el hecho de que el grupo elija el nombre que los identifica, que se recurra a las familias como fuente de información, que el grupo familiar se sienta partícipe al realizar aportes fundamentales. Se amplía el vocabulario al indagar sobre los significados de palabras utilizadas diariamente y se incorporan otras.

Resultados no esperados: a partir de la lectura de leyendas y mitos los niños proponen agregar más palabras a los listados, hecho por el cual se vio ampliada la propuesta.

PRIMER CICLO DE LA EBG

La experiencia se realizó en el año 1994 en un tercer grado de escuela primaria común rural, con un grupo de 16 alumnos de los cuales dos vivían en la reserva mencionada anteriormente.

Narración de la experiencia

Cuando se comenzó a trabajar la conquista de América con motivo del 12 de Octubre y al indagar sobre las ideas previas del tema surge una falta de reconocimiento de su ascendencia mapuche, aunque muchos de ellos tenían apellidos mapuches.

Objetivos de la experiencia

  • Reconocer el origen de nuestra comunidad como parte del pueblo mapuche.
  • Conocer y valorar la cultura mapuche como originaria de nuestra comunidad.

Actividades vinculadas con la experiencia

  • Trabajar sobre las ideas previas de los chicos acerca del pueblo mapuche.
  • Indagar entre las familias sobre el origen de los apellidos y sobre otros nombres que identifican lugares de la zona.
  • Averiguar el significado de las palabras.
  • Armar, en lo posible, un árbol genealógico de las familias.
  • Buscar información sobre costumbres, mitos, leyendas, historias familiares.
  • Buscar información bibliográfica sobre el tema.

Actores involucrados: padres, docentes y alumnos de la escuela .

Evaluación de la experiencia

Valoramos como positivo de esta experiencia que los alumnos, al tener este espacio para manifestar sus propios conocimientos acerca de esta cultura, vencieron la vergüenza que tenían, ya que se sintieron contenidos para poder expresar conocimientos adquiridos en la familia.

Los padres, la familia en general, participaron con entusiasmo de la experiencia, enviando mucha información. La dificultad para comunicarse (leer, escribir) dejó de ser un obstáculo ante un tema que despertó mucho interés.

Para conservar lo nuestro

Docente a cargo: Iris Abarzúa, maestra de grado, titular.

Se desarrolla actualmente en 3er. grado de la escuela primaria común rural, en un grupo de 24 alumnos (9 varones y 15 nenas) de edades entre 9 y 11 años.

Narración de la experiencia

La experiencia surge a partir de trabajar la Conquista de América. Dado que se trabaja con un grupo donde la mayoría de los niños son descendientes de mapuches, se apunta la investigación de los pueblos indígenas dominados desde la realidad regional.

La iniciativa surge del docente al observar que en el grupo había conocimientos sobre dicha cultura.

Objetivos de la experiencia

  • Rescatar todo el saber que los niños tienen sobre sus antepasados, costumbres que aún prevalecen, intentando que ellos puedan revalorizar sus orígenes y su identidad que habitualmente no manifiestan.
  • Recopilar en los hogares o familiares cercanos información sobre las costumbres del pueblo: alimentación, vestimenta, actividades, ceremonias, vivienda, creencias, etc.
  • Utilizar leyendas como fuente de información.
  • Confrontar estas informaciones con la vida cotidiana actual: costumbres y hábitos abandonados o perdidos debido al cambio en el estilo de vida causado por la variedad de migraciones en el lugar.

A partir de esta experiencia los chicos lograron representar en imágenes la vida cotidiana del pueblo mapuche.

Actores involucrados: padres, alumnos, directivos y docente del grado

Evaluación de la experiencia

El interés y entusiasmo visto en los niños muestra por un lado la revalorización de la historia familiar que se mantenía oculta; también se estimuló la expresión oral en gran cantidad de chicos que normalmente tienen dificultades y miedos para la comunicación.

La gran demostración de interés sobre el tema superó las expectativas del docente.

La posibilidad de trabajar desde los conocimientos que les son significativos hace más rica la experiencia áulica.

A partir de un intercambio con la escuela Aequalis, de Capital Federal, que nos solicita información sobre la vida de los mapuches, los chicos revisan los contenidos trabajados y surge espontáneamente el interés por enviarles un diccionario mapuche. Inicialmente traen palabras de sus hogares, averiguan el significado y a partir de allí comienzan a clasificarlas por temas, para la posterior conformación del libro (el paisaje cotidiano, elementos que fabricaban, nombres de personas y dioses).

Para continuar con esta experiencia se planificaron las siguientes actividades:

  • Salida de campo para recorrer la comarca y entrevistar a abuelos que puedan relatar historias vividas o conocimientos transmitidos. Se armará un libro con las narraciones recolectadas.
  • Traducción de canciones mapuches conocidas en la Patagonia.
  • Narraciones de los chicos utilizando palabras mapuches.

Conclusiones a partir de la realización de este trabajo

Analizando lo realizado y lo que vemos cotidianamente en nuestra comunidad consideramos que estamos ante dos problemáticas: por un lado, la pérdida de la lengua mapuche, y por otro, la dificultad de los alumnos y sus familias para utilizar la lengua estándar.

Creemos que sería necesario enmarcar estas experiencias y otras que se están realizando en el establecimiento dentro de un proyecto institucional, trabajo que comenzaremos a realizar. El hecho de preparar este trabajo, recopilar estas experiencias tan positivas, nos motiva a hacer extensiva la propuesta a toda la comunidad educativa como un proyecto institucional, dentro del PEI.

En relación con la pérdida de la cultura mapuche, vemos que desde la escuela podemos trabajar cuestiones significativas, pero el problema de fondo, el de la marginalidad, debe ser abordado por la sociedad en general, ya que constituye una exclusión del sistema económico. Pareciera que no hay otros vehículos de rescate de la cultura que no sean el idioma y las artesanías, generalmente poco valoradas económicamente.

Estamos en un momento clave en cuanto a la recuperación del idioma, ya que en su forma original es de tradición oral y se está perdiendo inevitablemente.

Se podrían tener en cuenta experiencias de otros países en los que por ejemplo una persona que habla un dialecto antiguo percibe un sueldo por enseñarlo, por transmitirlo, ya que se lo considera de incalculable valor como patrimonio cultural de toda la sociedad. Lo mismo podría hacerse con los conocimientos sobre tejidos, hilados, telares, etc., y que esto redunde en un beneficio económico real para quienes posean estos saberes.

 

Recuperando la historia

Provincia Río Negro
Departamento Pilcaniyeu
Localidad Comallo
Institución Escuela N° 31
Autor/es

Marta Concaro, Ana Mares y equipo docente

Etnias/Grupo de origen Mapuche

Presentación de la experiencia

Este proyecto surgió de una necesidad de la escuela sede, como un Proyecto Institucional, cuando aún no funcionaban los centros rurales, donde se involucran todos los actores de la comunidad educativa, con el propósito de que los alumnos investiguen sobre la historia de Comallo, plantas medicinales, costumbres, mitos, etc.

Como el nombre del pueblo es de origen mapuche, los descendientes traen internalizada su desvalorización como pertenecientes a una "raza inferior". Nuestra meta fue recoger aquellos saberes ocultos para que todos los conozcan. Por ello, una de las actividades se refirió a buscar nombres en lengua mapuche y averiguar sus significados.

En este proyecto no sólo se trató de rescatar su historia, sino de recuperar la lengua mapuche, sus artesanías, sus costumbres, etcétera.

A medida que se fueron creando centros rurales se amplió el proyecto, recuperando la historia de cada paraje donde funcionan los centros.

Objetivos vinculados con la experiencia

  • Construir un espacio social y pedagógico propicio para el perfeccionamiento como ámbito de actualización profesional y aprehensión de la realidad del pueblo, la sabiduría y la cultura que guarda cada grupo.
  • Acompañar la acción de las organizaciones comunitarias como expresión de una práctica educativa, de investigación, participación y acción social.

Actividades vinculadas con el desarrollo de la experiencia

  • Entrevista a antiguos pobladores.
  • Recuperación de costumbres: comidas típicas, medicinas, ritos, dichos, ceremonias, etc.
  • Significados de palabras, nombres, apellidos mapuches.
  • Significado de los nombres de los parajes.
  • Análisis y reflexión sobre las pérdidas de sus tierras.
  • Investigación sobre historias de vida.
  • Intento de recuperar, a través de los representantes indígenas, palabras significativas mapuches.
  • Intento de realizar una revista o un documento con los datos recopilados.
  • Socializar la documentación entre los distintos centros y escuela sede.

Observaciones

Muchas de estas actividades se lograrán a partir del mes de septiembre, cuando comiencen las clases desde el Proyecto Institucional: "Recuperando la historia" (los centros funcionan en el período septiembre/mayo).

Actores involucrados en la realización de la experiencia

Supervisora: Marta Concaro, desde el rol de asesora y acompañante.
Directora: Ana Mares, orientación y seguimiento.
Docentes que llevan adelante este proyecto.

Evaluación de la experiencia

Las acciones realizadas hasta el momento se evalúan como muy positivas, con la necesidad de perfeccionar estrategias y metodologías, por falta de recursos económicos para la elaboración de una revista formal y con investigación científica para que la misma pueda ser socializada con escuelas de otras localidades o ser publicada en los medios.

Replicabilidad de la experiencia

Consideramos que esta experiencia se tendría que repetir en todas las escuelas de adultos de la zona Andina y Sur, si bien hay acciones y proyectos donde se recupera la identidad cultural de nuestros alumnos con impactos muy positivos.

 

Rescate cultural

Provincia Río Negro
Departamento Viedma
Localidad Centro Cívico El Juncal
Institución Escuela N° 249
Autor/es

Claudia Norma Tejeda y Carlos Luis Boggio

Etnias/Grupo de origen chilenos, bolivianos, migrantes del norte del país, de Paraguay, Japón y Francia

Presentación de la experiencia

Muchas familias que residen en la zona desde hace varios años no permanecen en la misma chacra, sino que se trasladan temporalmente de un lugar a otro en busca de nuevas tierras productivas. Considerando que la población escolar es descendiente de argentinos -la mayoría del norte del país-, bolivianos, chilenos, paraguayos y aborígenes mapuches, no podemos obviar la diversidad cultural de nuestra comunidad educativa. Esta diversidad acarrea diferencias no sólo desde la educación, sino que también valores, tradiciones y costumbres. Y esto lleva como consecuencia la dificultosa reunión de todas las culturas en la escuela, su revalorización, identificación como también el rescate de nuestra cultura argentina. A veces en el quehacer cotidiano de los docentes nos olvidamos de esta diversidad y, por lo tanto, la distancia entre una y otra es cada vez mayor. Los grupos culturales distintos se encierran y se automarginan, no conectándose con los demás y mantienen su propia cultura en grupos cerrados, con vergüenza de mostrarla a otros grupos.

La Escuela N° 249 tiene un total de 281 alumnos, distribuidos en turnos mañana y tarde.

Dicha población escolar está compuesta por:

  • Argentinos, hijos de argentinos.
  • Argentinos, hijos de inmigrantes bolivianos.
  • Argentinos, provenientes del norte del país.
  • Argentinos, hijos de chilenos.
  • Argentinos, hijos de inmigrantes de otros países (Paraguay, Japón, Francia).
  • Chilenos.
  • Bolivianos.

Esto muestra claramente la diversidad cultural existente entre nuestros alumnos y sus familias. Son muy pocas las familias originarias del lugar, incluso las hay que temporariamente viven aquí y luego de la época de trabajo vuelven a su lugar de origen. Algunas hacen esto todos los años, razón por la que los niños inician el año acá y lo terminan en otro lugar. Como se citó en el apartado anterior, la población que conforma el área socioescolar de la Escuela N° 249 tiene en general ocupaciones de carácter transitorio, lo que genera inestabilidad laboral, ingresos temporarios y escasos, bajo nivel socioeconómico y situaciones de carencias importantes. Esta caracterización de la población no puede no mencionarse y creo que es resultante de todo lo anterior la escasa participación de los padres en la escuela, ya sea para reuniones, actos escolares o cualquier evento.

Y aquí cabe la autocrítica: no siempre nuestras propuestas se adecuan a sus intereses, tiempos, ni actividades. Por ello es que nuestra propuesta consiste en revalorizar las diversas culturas presentes en la zona, a través de una celebración que se realizó y se seguirá realizando el día 12 de Octubre.

De lo anterior surgió la necesidad de la integración escuela-familia y para ello era necesario revalorizar la diversidad cultural tan valiosa que tenemos y utilizarla como herramienta, no sólo para la participación sino también para el aprendizaje de todos.

Con este objetivo central se decidió -a partir de la iniciativa de los docentes productores de este trabajo y acompañados por todos los demás- reunir a las diferentes colectividades presentes en la zona, en una fecha tan significativa como es el 12 de Octubre, Día de La Raza. A partir de ese momento se convocó a los papás para organizar y que ellos también puedan conectarse con gente de su lugar para que se acerquen a la escuela a mostrar su cultura, música y vestimenta. Así, en forma conjunta entre padres y docentes, se invitó a varias entidades para que ese día representen a cada una de las colectividades de la escuela. Estuvieron presentes el 12 de Octubre:

  • Centro de Danzas Tradicionalistas El Juncal
  • Centro de Danzas Españolas
  • Colectividad chilena
  • Grupo de baile boliviano
  • Cantante boliviano Sanponia Martínez

En forma paralela a esto se desarrolló a través del trabajo en el aula y en el momento comunitario (entrada de los alumnos-saludo) la temática de integración de las diversas culturas. Los alumnos abordaron esto a partir de las diferentes áreas y construyeron maquetas de cada uno de los países representados, que se expusieron el día 12 de Octubre. De esta manera se logró un resultado por demás exitoso, ya que logramos la participación de todos los sectores involucrados (padres, docentes, alumnos, instituciones intermedias). Y por otro lado estamos convencidos de que desde lo actitudinal y conceptual también fue una experiencia importante, porque comenzamos a conocer y valorar aún más la "cultura del otro".

Es oportuno remarcar que la experiencia surgió por la escasa participación de los padres integrantes de otras culturas en la escuela. La revalorización de las culturas americanas y también de los descendientes directos de españoles fue uno de los motores del proyecto. No queríamos que hubiese dos extremos, españoles y americanos, sino que, por el contrario, buscamos encontrar un lugar de encuentro cultural. Este proyecto se aplicó por primera vez en el año 2000 solamente en el turno tarde (nivel Inicial y 1° Ciclo) y a partir de este año lo realizará toda la escuela. También para este año se ampliaron los objetivos y los actores involucrados. Al participar los ciclos superiores, se pretende profundizar el trabajo de los alumnos. Específicamente, que haya un trabajo de investigación previo, que permita exponer en ese día los logros realizados por los alumnos. Por ejemplo: maquetas, fichas técnicas, redes conceptuales, leyendas, banderas o cualquier otro aspecto del país elegido por el grado. Es decir, cada grado debe armar la exposición del país seleccionado. Aquí es importante la colaboración de las familias, ya que pueden aportar fotografías, artesanías, relatos de experiencias, entre otras cosas.

Evaluación de la experiencia

Consideramos que, entre todos los aspectos, lo que marcó con mayor fuerza el aspecto positivo de la experiencia fue el lugar de encuentro de diferentes pueblos y culturas, algunas aborígenes, otros inmigrantes, constituyendo todos ellos nuestra identidad, espacio mestizo, intercultural, de ricas potencialidades, que esperan seguir siendo reconocidas. Estamos totalmente convencidos de que es una experiencia aplicable en cualquier otra institución que cuente con diversidad cultural. Es decir, que permita rescatarla desde los alumnos y familias, como así también revalorizarlas. Es fundamental que junto a esto exista una apropiación del proyecto por parte de los involucrados, no sólo de los coordinadores, sino también de cada sector que tiene a su cargo la realización de tareas específicas. Podemos contar con la diversidad cultural en la escuela, pero si no hay concientización del cuerpo docente de la necesidad de integrarlas y formar un todo heterogéneo, es imposible que el proyecto se lleve adelante.

 

Conociendo mis raíces

Provincia Río Negro
Departamento San Antonio
Localidad San Antonio Este
Institución Escuela de Educación Básica para Adultos Nº 20
Autor/es

alumnos, docentes, personal directivo y otros miembros de la comunidad

Etnias/Grupo de origen Mapuche

Presentación de la experiencia

Plantea llevar a la práctica docente la consideración del conocimiento como sistema, que permita "tomar conciencia de las estructuras y las relaciones" y asimismo "partir de la concepción de conocimiento como proceso que implica que el sujeto aprende, participa de la construcción y reconstrucción del mismo."

Objetivos de la experiencia

Establecer marcos institucionales de formación permanente que mejoren la práctica docente a partir de su análisis.

  • Revalorizar las culturas que nos precedieron.
  • Transferir los conocimientos recibidos por personas idóneas en el tema.
  • Vivenciar costumbres y técnicas.
  • Reconocer vocablos de origen aborigen y sus respectivos significados.

Desarrollo de la experiencia

Para el desarrollo de la experiencia se llevará a cabo la organización de talleres, planteando una temática que es muy cercana a los alumnos: el conocimiento de las culturas aborígenes en América que preexistían a la llegada de los españoles.

Los pueblos que nos precedieron llegan a nuestros días reflejados en nuestros alumnos, por sus características étnicas y por sus nombres. Forman parte de nuestra cultura.

Para instrumentar las acciones y la distribución del tiempo, se realizará un taller cada quince días, pero este cronograma puede flexibilizarse en función de la disponibilidad de los actores involucrados con rol docente y de instituciones que aporten en el mismo sentido, situación que ha presentado dificultades.

Evaluación

El desarrollo de la experiencia se valora como satisfactorio.

 

 

 
Acerca de... Cómo usar el CD Mapa del CD Créditos