educ.ar Ministerio de Educación , Ciencia y Tecnología
 
 
Home CDActividades y enlaces recomendados Hablemos del sida en la escuela CD N° 8 - Colección educ.ar
 
   
Guía para el diseño y formulación de proyectos de prevención - Actividades y enlaces recomendados - Aportes metodológicos
Versión para imprimir

A) Identificación del proyecto

  1. Nombre del proyecto: es conveniente que el nombre permita identificar la naturaleza del proyecto. Por ejemplo: “Formación en promoción integral de la salud y prevención de VIH/sida”; “Promoción de la salud desde la mirada del alumno”; “Salud, escuela y familia”; etc.
  2. Jurisdicción/provincia/localidad: registrar según corresponda.
  3. Institución responsable: nombrar a la entidad escolar que presenta el proyecto, las escuelas involucradas y otras entidades, públicas o privadas, eventualmente participantes. Dicha institución funcionará como cabecera de proyecto. El proyecto deberá ser firmado por representantes de las entidades participantes (escolares o no).
  4. Responsable del proyecto: deberá seleccionarse un responsable por proyecto, coincidente con el nombre del director, o quien este designe, de la escuela cabecera de proyecto. Deberá consignarse: nombre y apellido del responsable, escuela a la que pertenece y nómina de las escuelas que representa. Cabe aclarar que la representatividad del proyecto alude sólo a un criterio de organización, en ningún caso elude o minimiza la participación del conjunto de actores en el diseño, ejecución y evaluación del proyecto.
  5. Breve descripción del proyecto (hasta 20 renglones): se trata de una presentación del proyecto. Corresponde realizar un comentario general acerca del mismo: propósitos; naturaleza de las acciones (reflexión, talleres, recreación, investigación, etc.); tiempo de ejecución; participantes y formas de continuidad previstas. Este punto se elabora luego de cumplimentar el desarrollo del proyecto.

 

B) Desarrollo del proyecto

  1. Justificación: responde básicamente a “POR QUÉ SE HACE”

    Incluye la descripción y el análisis de la situación socioeducativa sobre la que se quiere operar; es el diagnóstico inicial, el estado de situación del que se parte. Incorpora datos con relación a:
    1. Localización: se refiere al lugar geográfico y/o área de influencia del proyecto. En el caso que nos ocupa correspondería registrar el lugar y sede del desarrollo del proyecto y las escuelas participantes. Puede incorporarse la presentación de mapas que ayuden a visualizar la cobertura del proyecto en general y la de la actividad que se desarrolla en particular.
    2. Problemas detectados y posibles relaciones causales.
    3. Magnitud del problema (cantidad de población afectada directa o indirectamente por el/los problema/s señalado/s). El conocimiento así precisado sirve como parámetro de evaluación de resultados. No supone en ningún caso estigmatización de la población.
    4. Relevancia del problema en términos de perjuicios y consecuencias (efectos), destacando aquellos que inciden en los procesos de aprendizaje, permanencia y promoción a término.

      Cabe aclarar que la construcción de un diagnóstico supone un proceso de conocimiento de la realidad, basado en la recolección de información en el tiempo. La ejecución del proyecto seguramente generará nuevos aportes al diagnóstico inicial y por ende mejorará la visión del proyecto. La calidad de la información de un diagnóstico se pone a prueba con la realidad, en tanto se acerque en más o en menos a la descripción de “lo que pasa” y “cómo pasa”, con lo que se develan y precisan las necesidades a atender. Por ello, cuanto más se promueva la participación de quienes conforman la realidad donde se desarrollarán las actividades, mayor certeza tendrá la información y por ende las decisiones resultarán más adecuadas.
  2. Beneficiarios: responde básicamente a “A QUIÉNES SE DIRIGE LA ACCIÓN”

    Incluye datos acerca de la cantidad (en este caso: de alumnos y/o grupos de alumnos por escuela, distribuidos por sexo y edad) y caracterización general de la población con que se trabaja. Los criterios para caracterizar a la población estarán estrechamente vinculados al objetivo del proyecto, en tanto se considera información sustantiva para la progresiva adecuación de la propuesta a las necesidades de la gente.

    Por ejemplo, si se trata de un proyecto de promoción de la salud y prevención de enfermedades de trasmisión sexual, dirigido a alumnos de EGB 3 y Polimodal, con impacto en la inclusión, retención y promoción a término, importará conocer aspectos relacionados con: repitencia, deserción, sobreedad, embarazos, comportamientos violentos en la escuela, adicciones, vulnerabilidad socioeconómica familiar, etc., a fin de orientar los objetivos, las estrategias y las actividades, a partir de la realidad que presenta el grupo con que se trabaja.

    Nota: el conocimiento de la población con que se trabaja forma parte de un proceso de investigación cuanticualitativa y aporta al diagnóstico de situación y a la elaboración de la línea de base del proyecto. Para el estudio de la población con que se trabaja y para la sistematización de resultados se utilizan distintos instrumentos de recolección de información -encuestas, entrevistas, etc.-. Importa destacar que la elaboración de los mismos deberá supeditarse a las necesidades del proyecto (indagación acotada) y sus aplicaciones deberán considerar el grado de confianza y comunicación establecido con el grupo.
  3. Objetivos: responden básicamente a “QUÉ SE QUIERE LOGRAR”

    Según su naturaleza y alcance pueden reconocerse distintos tipos de objetivos:

    El objetivo general del proyecto (o propósito), se refiere al impacto esperado, vale decir a la modificación que se quiere lograr en la realidad previamente diagnosticada. Surge de la vinculación entre el o los problema/s detectado/s y la estrategia elegida para trabajar la superación de los mismos. Este objetivo se expresa en términos de contribución u aporte, por ejemplo:

    “Contribuir a la disminución de los factores sociales tales como embarazo precoz, enfermedades de trasmisión sexual, VIH/sida, alcoholismo, adicciones, violencia escolar y otros, que impactan en la calidad de los procesos de aprendizaje y en la finalización a término de la trayectoria escolar de los alumnos del Nivel Polimodal, concurrentes a x escuelas de la localidad x, en el plazo de un año”.

    Nota: la disposición de una línea de base permite estimar el porcentaje de disminución que el proyecto se propone lograr.

    Los objetivos específicos: se refieren a los resultados parciales previstos para alcanzar el impacto.
    Por ejemplo: (considerando los objetivos generales señalados):
    1. Generar espacios de reflexión para que los alumnos puedan compartir dudas e información sobre problemas propios de la adolescencia.
    2. Optimizar la integración y la construcción de vínculos entre pares estimulando la comunicación entre alumnos, tanto del grupo de una escuela como entre grupos de distintas escuelas participantes del proyecto.
    3. Promover la participación de los alumnos en el proyecto como estrategia de retención escolar y sustentabilidad del proyecto.
    Las metas: responden básicamente a cuánto se quiere hacer.
    La definición de las metas se realiza a partir de cada objetivo específico del proyecto, definiendo las cuestiones que deberían estar resueltas para alcanzar el resultado previsto en cada uno de ellos.

    Por ejemplo, de acuerdo con cada objetivo específico planteado, se proponen las siguientes metas:
    1. Incorporar en la planificación del Nivel Polimodal de cada escuela participante, talleres de reflexión con adolescentes para el abordaje de problemas inherentes a esa etapa vital, extensibles de ser necesario a otros ciclos y niveles, con una frecuencia mensual y una duración de 3 horas cada uno.
    2. Generar un mínimo de una experiencia por escuela participante del proyecto que permita una tarea compartida entre alumnos.

      (Por ejemplo: teatro de títeres armado con alumnos de ciclos superiores para llevar criterios de prevención integral de la salud a los más chicos; investigaciones sobre cuestiones de salud que preocupan localmente y cuyos datos requieran actualizaciones anuales o bien agregados temáticos, etc.)
    3. Incorporar en la planificación del Nivel Polimodal de cada escuela participante roles y funciones socioeducativas que los alumnos y egresados puedan desarrollar en el ámbito escolar.
    Este modo de establecer las metas permite contar con parámetros para la evaluación del cumplimiento de la programación de actividades y el logro de resultados en relación con los objetivos propuestos.
  4. Actividades: responde básicamente a “CÓMO SE HACE”

    Supone el registro de las acciones definidas de acuerdo con lo presentado en cada una de las metas.

    Por ejemplo:

    Para la meta 1: Incorporar a la planificación del Nivel Polimodal de cada escuela participante talleres de reflexión con adolescentes para el abordaje de problemas inherentes a esa etapa vital, extensibles de ser necesario a otros ciclos y niveles, con una frecuencia mensual y una duración de 3 horas cada uno.

    Actividades:
    1. Consensuar objetivos docentes y pertinencia en el plan curricular escolar.
    2. Resolver la responsabilidad de coordinación de los talleres con personal de la escuela o fuera de ella.
    3. Resolver espacio físico y horarios para la realización de los encuentros.
    4. Programar los talleres con el grupo de personas que impulsan la actividad. Pueden utilizarse las alternativas ofrecidas en este documento como apoyatura.
    5. Definir procedimientos de la evaluación de los encuentros y elaborar instrumentos o fichas de aplicación.
    6. Realizar x cantidad de talleres en x escuelas con la participación de aproximadamente x cantidad de alumnos por taller.
    7. Evaluar los resultados en el marco del proyecto educativo de la escuela incorporando la perspectiva de los actores.
    8. Informe final de la actividad.
    Tareas
    Actividades 1 a 5: Una jornada de trabajo con docentes y referentes técnicos del proyecto.
    Actividad 6: cantidad de talleres en x escuelas con la participación de aproximadamente x cantidad de alumnos por taller.
    Actividad 7: Organizar un encuentro con autoridades, el personal que implementó la actividad y los alumnos. Preparar consignas de trabajo para optimizar la participación de todos.
    Actividad 8: Redactar informe de resultados.

    Para la meta 2:
    Generar una experiencia como mínimo por escuela participante del proyecto, que permita una tarea compartida entre alumnos.

    Actividades
    1. Preparar una teatralización sobre alguno de los temas que surgieron en los talleres como modo de recrear su contenido, valorar la comprensión del mismo desde la perspectiva de los alumnos.
    2. Organizar el grupo interesado en esta actividad, resolviendo cuestiones de espacio, tiempo y coordinación de la tarea. Este puede ser un docente o un miembro de la comunidad.
    3. Garantizar un espacio institucional para la misma.
    4. Prever otros espacios escolares y comunitarios para reiterar la experiencia.
    5. Armar el guión y la secuencia escénica, siguiendo la idea de los alumnos para que lo producido sea representativo de los sentimientos, las opiniones y los comportamientos propios del grupo.
    6. Resolver con ellos los insumos para la representación.
    7. Preparar el entorno de la presentación para que permita un espacio recreativo y de reflexión, anticipando aspectos puntuales: definición del público a convocar (alumnos, docentes, padres, etc.), modalidad de presentación de la actividad, consignas de debate posterior, ficha de evaluación para el registro de impresiones.
    8. Ejecutar la obra de teatro en x escuelas con la participación de aproximadamente x cantidad de alumnos.
    9. Evaluar los resultados de acuerdo con lo esperado de la actividad.
    10. Informe final de la actividad.
    Tareas

    Actividades 1, 2, 3 y 4: Una jornada de trabajo con alumnos, docentes y referentes técnicos del proyecto. Actividades 5 y 6: Encuentros con alumnos y el coordinador de la actividad que se designe.
    Actividad 7: Encuentro con alumnos, docentes y coordinador de la actividad.
    Actividad 8: Obra/s de teatro en x escuelas con la participación de aproximadamente x cantidad de alumnos. Actividad 9: Encuentro de evaluación con los actores de la actividad.
    Actividad 10: Redactar el informe final de la actividad detallando los resultados obtenidos de acuerdo con los objetivos específicos del proyecto.

    Para la meta 3: Incorporar a la planificación del Nivel Polimodal de cada escuela participante, roles y funciones socioeducativas que los alumnos y egresados puedan desarrollar en el ámbito escolar.

    Actividades:
    1. Elaborar el perfil de responsabilidades socioeducativas como alternativas de trabajo, a cargo de alumnos y/o egresados, por ejemplo:
      • estimular la participación en encuentros organizados por la escuela para atender necesidades de prevención;
      • organización de talleres con jóvenes, similar a lo realizado;
      • registro de problemas a trabajar en los talleres;
      • investigaciones sobre temas específicos que respondan a intereses de los adolescentes;
      • organización de programas de radio que desarrollen temas de prevención de VIH/sida;
      • organización de actividades teatrales que atiendan la prevención de problemas específicos: VIH/sida, embarazo no deseado, alcoholismo, comportamientos violentos, etc. Se incluyen en este campo obras de títeres para llevar a los alumnos más pequeños;
      • otros.
    2. Realizar un encuentro con los docentes y los alumnos participantes de los talleres de reflexión sobre adolescencia para indagar la voluntad de estos de participar como promotores de actividades socioeducativas de prevención.
    3. Formar un grupo de alumnos promotores de actividades socioeducativas.
    4. Orientar las actividades posibles de acuerdo con responsabilidad.
    5. Definir premios estímulo a los responsables.
    6. Definir referentes docentes para consultas de acuerdo con la responsabilidad asumida.
    7. Organizar un cronograma de actividades para el seguimiento de las acciones.
    8. Difundir en la escuela el grupo de promotores y sus responsabilidades.
    9. Evaluar los resultados.
    10. Elaborar el informe final de la actividad.
    Tareas

    2 a 3 encuentros entre docentes, alumnos y eventualmente ex alumnos.
  5. Duración del proyecto: responde básicamente a “EN QUÉ TIEMPO SE PREVÉ HACER”

    Corresponde consignar el momento de inicio y finalización del proyecto. Sirve para encuadrar la actividad en el tiempo y elaborar el cronograma de actividades. En el caso que nos ocupa los proyectos escolares podrán ser de 8 meses, por ejemplo: primera etapa, de agosto a noviembre de 2004. Segunda etapa, de marzo a junio de 2005.

    El cronograma deberá consignar cada una de las actividades, el momento previsto para su ejecución y su duración.
  6. Recursos: responde básicamente a “CON QUÉ y CON QUIÉNES SE HACE”

    Supone la cuantificación de los recursos necesarios para la realización de las actividades programadas:
    1. Recursos humanos: cantidad de personas y carga horaria, procedencia institucional, función dentro del proyecto (coordinador, capacitador, etc.) y perfil profesional.
    2. Recursos materiales: equipamiento, material didáctico, otros insumos, etc.
    3. Recursos económicos: honorarios, traslado, viáticos, etc., según corresponda.
    Nota: la definición de recursos y la cantidad necesaria en cada caso será el insumo principal para la elaboración del presupuesto.
  7. Presupuesto: responde básicamente a “QUÉ COSTO TIENE LO QUE SE HACE Y QUIÉN/ES FINANCIA/N”

    Incluye la información acerca del costo estimado del proyecto y su discriminación por rubro o concepto de gasto. Cada concepto se referirá a un tipo de recurso determinado.

    A su vez, puede incorporar datos acerca de la procedencia de los recursos, detalle que sirve cuando el proyecto se sostiene con el aporte de distintas instituciones o bien diferentes áreas o coordinaciones de proyectos de una misma institución con la que se ha acordado un trabajo conjunto. Resulta conveniente presentar el presupuesto en un cuadro a doble entrada:

    Por ejemplo:



    Nota: cuando alguno de los aportes se concreta en especie, debe realizarse una estimación del costo que significa el mismo y registrar el monto estimado (por ejemplo: si se aporta un espacio físico para realizar la capacitación, el monto debería estimarse por el costo del alquiler de un sitio similar). Para el caso que nos ocupa, si la obtención del dato resulta dificultosa, puede registrarse directamente el aporte: espacio físico, sillas, mesas de trabajo, traslado de alumnos, etc.

    Una vez finalizado el desarrollo del proyecto, pueden volcarse los ítems en una matriz de programación en la que se incluirán los siguientes aspectos: objetivos, metas, resultados esperados, plazos, actividades, costo y supuestos.

    La matriz de programación así conformada funciona como un organizador del desarrollo del proyecto.
  8. Monitoreo y evaluación

    El monitoreo del proyecto se realizará a través de la aplicación de informes parciales a cargo de los técnicos provinciales que registren datos acerca del control de gestión técnico y financiero del proyecto.

    La información será consolidada en la provincia y remitida a la coordinación nacional del proyecto.

    Al finalizar el proyecto se realizará una evaluación de resultados a cargo de los equipos provinciales con la participación del equipo nacional.


    Descargar PDF con ejemplo de Matriz de programación de proyecto en las escuelas

 

Fundación Huesped -  en acción contra el sida
 
Acerca de... Cómo usar el CD Mapa del CD Créditos