educ.ar
Canal Encuentro
Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología
Bicentenario argentino

Colección educ.ar: Uso seguro y responsable de las TIC | CD 27

  • Inicio » 
  • Marco teórico » 
  • Los derechos del niño: la libertad de expresión vista a la luz de las TIC

Los derechos del niño: la libertad de expresión vista a la luz de las TIC

Los niños y niñas merecen ser protegidos de los contenidos inadecuados y de las intenciones non sanctas (de adultos y pares) presentes en la Web. Pero también tienen derecho a buscar y publicar información, en un marco de libertad y como sujetos de derecho. Aquí, una mirada desde la Convención de los Derechos del Niño (ONU).

 ni_os.JPG

Entre los diversos derechos que establece la Convención sobre los Derechos del Niño se encuentra la libertad de expresión. En el artículo 13 la Convención dice:

  1. El niño tendrá derecho a la libertad de expresión; ese derecho incluirá la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de todo tipo, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o impresas, en forma artística o por cualquier otro medio elegido por el niño.
  2. El ejercicio de tal derecho podrá estar sujeto a ciertas restricciones, que serán únicamente las que la ley prevea y sean necesarias:
  • Para el respeto de los derechos o la reputación de los demás; o
  • Para la protección de la seguridad nacional o el orden público o para proteger la salud o la moral públicas.

El surgimiento de las TIC y su uso masivo por parte de los niños, niñas y jóvenes redimensiona el significado de la libertad de expresión. “Las nuevas tecnologías, ofrecen oportunidades sin precedentes para promover la libertad de expresión e información”. [1]

Las TIC han abierto nuevos y novedosos canales de expresión, situando al alcance de la mano de niños y jóvenes tecnologías que han revolucionado las formas de producción de información.

Los niños y jóvenes, a través de las TIC, crean contenidos de su autoría expresando sus gustos, preocupaciones, intereses, problemáticas, y los exponen masivamente por medio de la Web.

La controversia surge cuando los niños, niñas y jóvenes no logran dimensionar las implicancias que supone publicar contenidos e imágenes o expresar sus opiniones en la Red.

Por un lado su mundo de conocidos y amigos se ve vertiginosamente ampliado, por programas tales como el chat, las salas de chat, los blog o fotologs, y las acciones de quienes participan en la Red son “vistas” por una cantidad inconmensurable de personas; y por otro lado, las “huellas” que los usuarios dejan en la Red, por ejemplo con la publicación de imágenes, en algunas ocasiones tardan en desvanecerse.

Si bien es cierto que la mayor parte de la gente que navega en internet posee buenas intenciones, tal como sucede en el mundo real, existen aquellos que aprovechan un contexto que les brinda facilidades de anonimato para llevar a cabo acciones ilícitas o de dudosa legalidad.

Sería útil, para aquellos que trabajan con TIC y a la vez con niños, niñas y adolescentes, tener presentes estas cuestiones a fin de ayudar a los jóvenes a tomar conciencia acerca de los usos responsables y seguros de internet.

En este sentido, cobra fundamental importancia tener en cuenta otro de los principios enunciados en la Convención sobre los Derechos del Niño:

"el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidados especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento".

Para lograr una internet segura y un uso responsable de las TIC es recomendable que los padres o tutores estén presentes como orientadores respecto de la utilización de las nuevas tecnologías. No hablamos aquí de competencias tecnológicas, sino de la capacidad de establecer normas y modelos de comportamiento que aporten a la prevención de posibles abusos realizados a través de internet, a ejercer el respeto para con los otros que interactúan en la Web, a que aprendan a discernir entre la información que es aconsejable y la que no es aconsejable difundir en la Red. Y sobre todo que los padres propicien el diálogo y un entorno de confianza para abordar  situaciones de riesgo suscitadas en la Red.

En síntesis, reconociendo y respetando el derecho de los niños, niñas y jóvenes a expresarse libremente y reconociendo el enorme potencial que en este camino nos ofrecen las nuevas tecnologías, no debemos descuidar, como padres y educadores, algunas cuestiones básicas que hacen a la concientización de los niños y jóvenes, respecto del uso responsable y seguro de las TIC.

[1] http://www.hrea.org/index.php?doc_id=851#.

Biblografía

  • Asociación Civil Chicos.net. Anexo: “Enfoque desde los Derechos del Niño, Programa Internet Segura, por una Navegación e Interacción Responsable”, 2007.
  • ONU. Convención sobre los Derechos del Niño, 1989.