Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología
homeatras
Educación inicial
CD24
Marco teórico - Historia y conceptos
Imprimir

Contenidos


Interpretación de información gráfica: identificación de preguntas que se respondan o no con números.

Propósitos

Los números están presentes en la vida cotidiana de los niños desde edades muy tempranas. Ellos suelen decir: "Tengo tres años", "Vivo en San Martín 380", "Son las ocho de la mañana", "Somos seis en la mesa", "El pan cuesta un peso"? Estas expresiones, que dan cuenta del progresivo control sobre el medio social, evidencian conocimientos informales sobre los números y su uso, y constituyen el punto de partida para organizar distintas actividades que promuevan la reflexión sobre las distintas funciones de los números, para luego centrarse en aquellas asociadas a las posibilidades de cuantificación.

Las actividades que proponemos permiten a los niños localizar información numérica o elaborarla a partir del conteo de objetos o dibujos y reflexionar sobre las distintas funciones de los números y, a la vez, resultan una buena estrategia de diagnóstico para el maestro acerca de los conocimientos numéricos de sus alumnos.

Desarrollo

Proponemos organizar el conjunto de actividades en función de algún contexto que proporcione suficiente información numérica, por ejemplo, el barrio (carteles con precios, números en las casas, cantidad de negocios de una determinada clase); la cocina de la escuela (cantidad de vajilla o utensilios de cocina, envases de distintos productos, carteles con información sobre el menú o cantidad de comensales); la sala (cantidad de mesas/sillas/útiles, números en el calendario, registro de asistencia, etc.).

Como actividad inicial sugerimos realizar una visita -que puede consistir en una nueva mirada sobre espacios conocidos- con el objetivo de "descubrir dónde hay números" en el entorno y comentar informalmente su uso.

En una segunda instancia, se puede organizar otra actividad presentando una ilustración que recupere la información obtenida en la visita realizada. Si no fuera posible realizar la visita, es posible trabajar a partir de una lámina existente.

Inicialmente se la describe en sus aspectos generales para todo el grupo y luego se propone a grupos de tres niños la formulación de tres preguntas que puedan responderse:

  • a con números que aparezcan en la lámina;
  • b con referencia a cantidades de objetos presentes en la lámina y que se respondan a partir del conteo.

Por ejemplo, para la figura introductoria los alumnos podrán preguntar:

En el caso a

  • ¿Qué día es? ¿Cuántos días tiene el mes de octubre? ¿Qué hora es?
  • ¿Qué números tienen los chicos en las camisetas?
  • ¿Qué cartas hay en la mesa?

En el caso b

  • ¿Cuántas sillas hay en la mesa?
  • ¿Cuántos lápices hay en el vaso?
  • ¿Cuántas nenas y nenes fueron a clase?
  • ¿Cuántos libros hay en el estante?
  • ¿Cuántos vasos?

Cuando cada grupo formula sus preguntas en forma oral y algún niño de otro grupo responde, podrían aparecer preguntas que no se respondan con información numérica de la ilustración o que se respondan con información numérica que no esté en la ilustración.

Esta actividad podría presentarse como un juego en el que, una vez definido claramente el criterio para formular la pregunta, cada grupo obtiene un punto por cada pregunta bien formulada. El docente puede ir anotando en una lista en el pizarrón los números que son respuestas a las preguntas.

Sugerencias

Otra opción es realizar una actividad para trabajar sobre los distintos usos de un número que aparecieron. Fundamentalmente se trata de distinguir aquellos usos asociados a la posibilidad de comparar numéricamente colecciones, o indicar un orden, de los que se relacionan con contextos de medida o que, simplemente, identifican. Por ejemplo: para saber qué día es (identificación), para saber cuántos chicos juegan a los dados (memoria de la cantidad), etc.

Acerca deMapa del CDCómo usar el CDCréditos