Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología
homeatras
Educación inicial
CD24
Marco teórico - Historia y conceptos
Imprimir



¿Les gusta ir a la plaza? Es el lugar donde las personas de las ciudades podemos estar en contacto con el pasto, el aire libre y el sol. Allí también podemos reunirnos con amigos, jugar a la pelota, patinar, andar en bicicleta y, por qué no, ¡treparnos a los árboles!

Los árboles forman parte del paisaje de las plazas. Muchos fueron traídos de otras provincias, e incluso de otros países, para parquizar ciertas áreas de las ciudades. Brindan su sombra en los días calurosos y son la "casa" de muchos animalitos de las ciudades, como pájaros e insectos.

Todos tienen tronco, hojas y ramas, pero... ¿todos los árboles son idénticos? ¿Qué habrá que mirar para poder diferenciar uno de otro? Te damos algunas pistas para empezar a conocerlos mejor.

Participá de este taller: convertite en explorador, recorré tu plaza favorita y contanos cómo son sus árboles. ¡Te esperamos!

¿Iguales o diferentes?

Para saber si los árboles de tu plaza son todos iguales o son diferentes mirá con mucha atención el tamaño de sus troncos y la forma de sus hojas.

Lo primero que tenés que saber es que los árboles diferentes tienen hojas diferentes. Algunos árboles tienen hojas con forma de corazón; otros, con forma redondeada; otros, tienen hojas alargadas...

Para aprender a reconocer las diferencias, te damos una planilla de explorador : llevala a la plaza y, usándola como guía, explorá y compará las hojas de los árboles.

¿Jóvenes o adultos?

Para saber la edad de los árboles podés mirar sus troncos: los árboles con troncos delgados son más jóvenes que aquellos de troncos más anchos. ¿Cómo medirlos? Tenés que poner tus brazos alrededor del tronco: si podés rodearlo con los brazos (o casi, casi) es un árbol joven. Si no podés, es adulto.

Materiales

  • Planilla de explorador
  • Lápiz o birome

Paso a paso

  • 1. Imprimí la planilla de explorador.
  • 2. Recorré tu plaza favorita y mirá con mucha atención cada árbol para reconocer su edad y la forma de sus hojas. Anotá los resultados de tus observaciones en la planilla de explorador: ? si encontrás alguna hoja que se parece a las que están dibujadas en la planilla hacé una cruz en "sí"; si en tu plaza no hay hojas como las de la planilla hacé una cruz en "no"; también tenés un casillero para dibujar alguna hoja diferente que hayas encontrado; ? para identificar y reconocer las hojas inventá un nombre para cada tipo según su forma característica (verás que algunas tienen forma de corazón; otras, forma de estrella; etc.): cuando encuentres alguna hoja fijate bien a qué se parece, ponele un nombre y anotalo debajo de la figura correspondiente; ? fijate cuán gordos o flacos son los troncos de los árboles y hacé cruces debajo del dibujo correspondiente. Acordate de que un mismo árbol tiene todas sus hojas iguales, así que no hace falta que las mires todas y, sobre todo, nunca las arranques, para evitar dañar el árbol. Si no podés verlas bien, levantá alguna que se haya caído al piso.

textos: Virginia De Francesco ilustraciones: Jimena Tello edición: Carla Lois

Acerca deMapa del CDCómo usar el CDCréditos