Educación del transeúnte - CD16
Propuestas para el aula > Nivel Inicial > El cruce seguro

Resumen

En el sistema de tránsito conviven peatones y conductores de vehículos de distinta índole, como camiones, colectivos, coches, motos, ciclomotores y bicicletas. Como peatón, respetar las normas de tránsito es la mejor manera de cuidarnos a nosotros mismos y a los demás, mejorando la convivencia en las calles.

Es muy importante que en el Nivel Inicial se trabaje con los niños la necesidad de respetar las normas de tránsito, como una manera de cuidar nuestra vida y la de los demás. En esta actividad, se presenta al semáforo y al semáforo peatonal como organizadores de la circulación, resguardo de la seguridad del peatón y los conductores.

Objetivos

  • Reconocer la importancia de las normas de tránsito como organizadoras de la circulación vial.
  • Conocer el significado de los colores del semáforo –y su ubicación– para una circulación segura. Conocer los riesgos a los que están expuestos los peatones ante el cruce incorrecto de calles.

Núcleos de Aprendizajes Prioritarios

  • Conocimiento de hábitos y conductas relacionados con el cuidado de la seguridad personal y la de los otros.
  • Iniciación en el conocimiento y respeto de las normas.

Descripción

Primera etapa

Indague entre sus alumnos qué saben sobre el cruce de calles, si los dejan cruzar solos o si siempre lo hacen acompañados.

Según las respuestas que obtenga, haga hincapié en la importancia de cruzar siempre con un adulto y por la senda peatonal o esquina, mirando hacia los dos lados antes de hacerlo. Explíqueles que debemos cruzar siempre por las esquinas y que cruzar la calle a mitad de cuadra es peligroso, ya que los automovilistas pueden sorprenderse porque no esperan el cruce de un peatón allí.

Si realizan alguna salida educativa puede pedir a los niños que observen cómo se comportan las personas en la vía pública, cómo cruzan la calle y si reconocen algunas señales de tránsito.

Segunda etapa 

Una vez que hayan trabajado acerca de la importancia de cruzar la calle junto a un adulto y por la esquina, introduzca el semáforo como indicador de cruce y organizador de la circulación vial.

Es muy importante que a través del trabajo con el significado de los colores del semáforo y del semáforo peatonal, los niños conozcan la ubicación de cada color. Esto se señala no sólo por los casos de daltonismo, sino porque, además, en algunos semáforos los colores son distintos: por ejemplo, en el semáforo peatonal la luz de avance puede ser de color verde o blanco.

Léales el cuento “El hombrecito del semáforo”. Luego, pídales a los niños que expliquen qué sucedió en el cuento, y de qué manera podría haberse evitado ese final.

Tercer etapa

Una vez que se hayan trabajado estos temas, muéstreles a los niños la lámina “Funciones del semáforo”, que se encuentra en el apartado Recursos, y pídales que le expliquen cómo debería pintarse cada semáforo, con qué colores, y qué indican en cada situación.

Entregue a cada uno de los niños una copia para colorear, según cada situación.

En Recursos encontrará también otras láminas para colorear; recomendamos elegir la que crea más conveniente para su grupo.

Por último, los niños podrán llevar las láminas coloreadas a sus casas para contarles a sus padres lo que han aprendido, y cómo debemos cruzar por seguridad y orden.

Recursos:

Los recursos que integran esta actividad corresponden al programa Creciendo Seguros.